La salida sera a la 7.00 h. desde el Ancla. Pararemos pasado Trujillo para desayunar. La ruta comienza en la ventilla del Caminonero junto a los tuneles de Miravete y termniara en el Fuerte Napoleon.

Recorrido senderista, que por la Sierra de Miravete y las estribaciones de Monfragüe, rememora la marcha seguida por los ejércitos ingleses, entre la vertiente sur de la Sierra y el Fuerte Napoleón en Lugar Nuevo (Romangordo), durante la Batalla de la destrucción del Puente de Almaráz, disputada frente al ejército francés durante la Guerra de la Independencia.

FICHA TÉCNICA. Localización: Campo Arañuelo. Tipo de ruta: Lineal (Inicio: Ventilla del Camionero / Final: Fuerte Napoleón). Distancia: 15 kilómetros. Tipo de firme: Caminos rurales con buen firme con algún tramo de senda y carril. Desnivel acumulado: 230 m. de ascenso y 500 m. de descenso. Altitudes: Máxima 686 m. y Mínima 255 m. Tiempo aproximado: 4 horas (sin paradas). Cobertura móvil: En todo el recorrido.

DESCRIPCIÓN. Partiendo de la Ventilla del Camionero (Autovía de Extremadura A-5 Km. 219), iniciamos la ruta siguiendo el Arroyo de la Mina, en ascenso por la Sierra del Frontal hasta el Collado de los Ingleses (Km. 2,2), dejando a nuestra izquierda la antigua nacional N-5 y el Puerto de Miravete. Una vez superado el collado comienza el descenso por la umbría de la sierra, bajo el Canchal de la Peñuela hasta el escondido Valle de la Canaleja, siguiendo el Camino de los Alcornocales entre callejas de la Dehesa Boyal, para después de cruzar bajo la Autovía A-5, adentrarnos en el paraje de la Piñuela entre jaras, retamas y eucaliptos, buscando el paso de la Garganta de la Canaleja (Km. 7). Tras cruzar el arroyo, remontamos por la solana de la Sierra de la Caldilla para conectar con el Camino de la Canaleja, que nos llevará en suave ascenso pasando por el Alto de la Puertezuela (Km. 8,6) hasta Romangordo (Km. 10). Siguiendo el Camino del Retamar dejamos Romangordo pasando junto a la Cruz de la Era, para encaminarnos en dirección al río Tajo al lugar de la batalla, siguiendo primero el Arroyo Cuesta de la Cabeza hasta cruzar la carretera CC-34, y después por los Prados de la Dehesa hasta el Arroyo de Corrinches (Km. 14,4). Ya sólo nos queda un corto pero empinado ascenso hasta el Fuerte Napoleón (Km. 15), punto final de la ruta. Para el regreso debemos descender por el mismo camino hasta la carretera CC-34 junto al Arroyo de Corrinches donde nos esperará el autobús.

UN POCO DE HISTORIA. Durante la Guerra de la Independencia (1808-1814), a finales de Abril de 1812 el Duque de Wellington ha tomado ya las estratégicas fortalezas de Badajoz y Ciudad Rodrigo, estando preparado para penetrar en el centro peninsular y liberar Madrid al contar con un ejército lo suficientemente fuerte como para enfrentarse a un único ejército francés. Sin embargo frente a él había dos ejércitos franceses móviles (el Ejército de Portugal, comandado por el mariscal Marmont y acuartelado en las cercanías de Salamanca, y el Ejército del Sur, dirigido por el mariscal Soult y repartido por las provincias meridionales), a los que no podría hacer frente en el caso de que se unieran. Entre ambos ejércitos franceses se interponía un obstáculo natural evidente, el río Tajo, con pocos puentes por el que poder cruzarlo con un ejército (los de Toledo, Talavera de la Reina, Puente del Arzobispo, Almaraz y Alcántara). Todos ellos en poder de los franceses salvo el de Almaraz (el cercano puente de Albalat) y el de Alcántara, ambos destruidos por los españoles en 1809 para impedir su uso. Ese mismo año, para evitar un largo rodeo de 700 kilómetros por el puente de Toledo, y facilitar sus líneas de comunicación, construyen un puente provisional de pontones muy cerca del destruido Puente de Albalat. Y para defenderlo erigen dos pequeños fuertes (Fort Ragusa y Fort Napoleón), defendidos por una guarnición de aproximadamente 1.000 hombres. La destrucción de este puente se convierte entonces en un claro objetivo para el ejército de Wellington, labor que encargará al General Hill y sus 3.500 hombres. La incursión Hill, considerada una de las más audaces y brillantes de la guerra, consigue su objetivo, volando el Fuerte Napoleón y desmantelando el puente para retirarse el día 20 de mayo de 1812. La destrucción del puente de Almaraz, junto a otros factores, impidió hasta el otoño el movimiento del Ejército del Sur del mariscal Soult hacia el norte. Sin ese riesgo, Wellington puede avanzar contra el mariscal Marmont y su Ejército de Portugal, preparando el escenario para su victoria en la Batalla de Arapiles y para la liberación de Madrid.

 

Contacto

facebook
flickr
correo

Información

Plaza Alta Edificio de Asociaciones en el Arco del Peso

Apartado de Correos 703, 06001 Badajoz

Tlf: 924 22 32 28 / Mvl: 639 911 512

ccaminantebadajoz@gmail.com

Formulario de acceso